Bienvenidos a este sitio web que el Dr. David Nava pone a su disposición. En esta página les hablaremos sobre la infertilidad femenina, qué es, en qué consiste, qué  la produce y cuáles son los tratamientos disponibles para su solución.

Sobre la infertilidad en mujeres, ¿qué es y en qué consiste?

Seguro conocen aunque sea de manera intuitiva qué es la infertilidad, más para que la conozcan mejor, en este artículo detallaremos lo que deben saber en torno a esta condición que afecta a una gran cantidad de mujeres. La infertilidad, en general, consiste en la incapacidad de una pareja o persona de conseguir un embarazo deseado después de un año de actividad sexual sin protección y sin uso de ningún método anticonceptivo. Para comprender esta incapacidad, vayamos a lo básico y destaquemos los factores que permiten que acontezcan las concepciones: a) debe de desarrollarse un óvulo en alguno de los ovarios de las mujeres; b) los ovarios tienen que ovular mensualmente, es decir liberar un óvulo para que éste se recoja por las trompas de Falopio; c) los espermatozoides después del coito deben de desplazarse a través de las trompas para fertilizar el óvulo; d) el óvulo que haya sido fecundado tiene que viajar por las trompas para implantarse en el recubrimiento de la cavidad uterina. En el momento en que alguno de los factores enunciados es interrumpido, entonces puede hablarse de infertilidad en las mujeres.

De manera aproximada, del 30% al 40% de los casos de esterilidad provienen del cuerpo femenino aunque un porcentaje muy similar se da entre los hombres. Por ello es que, antes de someterse a pruebas y tratamientos, la pareja masculina debe de realizarse análisis de semen para corroborar que hay actividad normal en los espermatozoides. Ahora bien, ¿cuáles son las causas de la infertilidad en las mujeres? Cerca del 25% del público femenino con problemas de infertilidad ovulan muy poco o casi nunca, por lo que suelen presentar irregularidades en sus periodos e inclusive no tenerlos. Esta anormalidad o alteración del ciclo de ovulación se da por variadas causas, por ejemplo, los cambios en la glándula pituitaria, la cual se encarga de liberar hormonas importantes para el proceso de menstruación como la luteinizante y la folículo-estimulante (encargadas de enviar señales a los óvulos para que puedan desarrollarse y ser liberado por el ovario).

Según la singularidad de los casos, se requieren tratamientos específicos, más para determinar cuál es el más adecuado así como cuáles son los disponibles, deben preguntar a los médicos sobre ellos, sus precios, tasas de éxito, etcétera. Entre las dificultades más frecuente que interfieren con el proceso de liberación de las mencionadas hormonas, se encuentran las lesiones en el hipotálamo, los tumores en la glándula pituitaria, los pesos bajos o altos, y el exceso de ejercicio o de estrés. Sin embargo, dichos trastornos de naturaleza hormonal no son los únicos que interfieren con el proceso de ovulación o provocan infertilidad, pues también puede generarse esterilidad femenina a causa de la diabetes, hipotiroidismo, quistes en los ovarios, menopausia, etcétera. Cabe señalar que la capacidad concebir también resulta afectada por la edad, debido a que con el envejecimiento se reduce tanto el número como la calidad de los óvulo de manera gradual (aproximadamente a partir de los 35 años).

En realidad es muy amplio el abanico de causas que originan la infertilidad femenina, por lo que para determinar aquello que provoca esta condición se requiere la mano de personal profesional en la salud reproductiva como el que labora en la clínica que dirige en Dr. David Nava Muñoz ubicada en Tijuana. Otros factores que originan esterilidad son: las trompas dañadas o bloqueadas; las cicatrices y fibromas en el recubrimiento del útero; la endometriosis; las ETS como la clamidia y la gonorrea; las adicciones al tabaco, alcohol entre otras drogas; los medicamentos antidepresivos y estupefacientes; las enfermedades crónicas renales, hepáticas; el VIH y la hepatitis, etcétera.

¿De qué manera es diagnosticada esta condición desventajosa en las mujeres que desean tener un hijo? Para ello se comienza con una revisión del periodo menstrual así como del historial clínico con el fin de reconocer enfermedades en el pasado, cirugías o cualquier medicamento que puedan obstruir el proceso de fecundación. Posteriormente se realiza un examen en el pelvis femenino para corroborar que los ovarios, el útero y la vagina estén en normales condiciones, asimismo, se miden los niveles hormonales con muestras de sangre regularmente. También se considera el historial clínico de la pareja y las muestras de sus espermatozoides. En función de los resultados se determina el tratamiento más adecuado, aunque en muchos casos son las mujeres las que deciden a cuál desean someterse.

Para tratar la infertilidad femenina se considera la edad de la paciente y el origen posible del problema. Los tratamientos en general pueden ser mediante técnicas asistidas de reproducción o a través de medicamentos y cirugías. En quienes sufren irregularidades o anormalidades en la ovulación se recomiendan los medicamentos; las cirugías son de mucha utilidad en mujeres con pólipos, fibromas, bloqueo de las trompas, endometriosis, etcétera; por otra parte la reproducción asistida es de gran auxilio en mujeres que producen pocos óvulos o cuya pareja padece problemas de infertilidad.

¿Necesitan los servicios de un médico especialista, profesional y comprometido en atender cualquier caso de infertilidad femenina con un amplio abanico de tratamientos y por medio de tecnología de punta, en el interior de las regiones tijuanenses? Entonces deben acudir con el Dr. David Nava Muñoz y su equipo de expertos, seguro hallarán la atención y el remedio que tanto buscaban para poder disfrutar la experiencia de convertirse en madres. ¡Gracias por habernos visitado!