Se dice que una pareja enfrenta problemas de infertilidad cuando lleva más de 12 meses teniendo relaciones sexuales con frecuencia y sin protección ni método anticonceptivo alguno y no ha podido concebir. Una de las opciones que la medicina moderna ofrece es la inseminación artificial que es una alternativa con mejores índices de éxito para que una pareja pueda finalmente cumplir el sueño de ser padres.

Este método de concepción tiene su origen hace mucho más tiempo de lo que se piensa. A finales del siglo XVIII un anatomista y cirujano escocés de renombre llamado John Hunter, fue visitado por un rico comerciante que no podía tener descendencia debido a una mal formación. Hunter le sugirió tomar una muestra de su semen con una jeringa caliente e inyectarla en el útero de su esposa. Nueve meses después, nació un bebé perfectamente sano. Se dice que ese primer acercamiento a la inseminación artificial fue meramente suerte, pues coincidió con que la mujer estaba ovulando. Quienes lo intentaron después siguiendo la técnica de Hunter no lograron el embarazo. Se entendió poco a poco que primero que nada se debía conocer el ciclo menstrual de la mujer.

En 1866, James Marion Sims, hoy conocido como el padre de la ginecología moderna, realizó los suficientes estudios y pruebas tanto del ciclo menstrual, como de la movilidad de los espermatozoides,  en los años por venir realizó 55 inseminaciones a seis mujeres que presentaban disfunciones cervicales, al final una logró el muy esperado embarazo en una de las pacientes.

La medicina ha avanzado de tal manera que hoy dicho procedimiento es tan común, como su alta taza de éxito. Parejas alrededor del mundo recurren a este método para concebir de una manera segura y confiable. El embarazo tiene una posibilidad de lograrse del 15% al 25% por ciclo menstrual. Es importante que la pareja conozca este dato para que esté consciente de que es probable que se tenga que intentar en repetidas ocasiones.

Conozcamos a continuación con más detalle qué es exactamente este método, sus características e implicaciones:

La inseminación artificial es un método de reproducción asistida que tiene como objetivo el depósito de espermatozoides funcionales y sanos en el interior del útero o cérvix de la mujer, todo esto con instrumental especializado. Esta técnica remplaza la copulación con el fin de que se logre la gestación. La inseminación puede llevarse a cabo una vez que se ha observado y monitoreado el ciclo menstrual de la paciente, dado que el depósito de semen se debe hacer en el momento en que el óvulo es liberado. Los tipos de procedimientos para realizar dicho procedimiento pueden variar dependiendo las necesidades de cada paciente.

El médico tratante propone a la pareja realizar una inseminación cuando existe algún impedimento fisiológico para que la fecundación se dé  a través del coito de una manera natural, algunos de los motivos por los que podría darse este impedimento son:

-Imposibilidades como impotencia, anomalías con el órgano reproductor masculino o femenino

-Alteraciones del seminograma, esto quiere decir que pueden existir modificaciones en el plasma seminal.

-Infertilidad por alteraciones en el cérvix, es decir algún defecto anatómico en el cuello del útero o falta de moco cervical, anticuerpos ( causa inmunitaria ).

-Endometriosis en cérvix  o inclusive en los órganos internos ( ovarios, útero, etc.).

-Disfunciones ovulatórias o fallas a los tratamientos de la misma.

-Causas de esterilidad  inexplicable.

Para poder practicar la inseminación es mandatorio que por lo menos una de las trompas de Falopio de la mujer funcione correctamente, por parte del hombre se busca que el semen sea de buena calidad y que el valor de recuperación de espermatozoides móviles sea mayor a los 5 millones, en el caso de cuentas menores se sugiere una fertilización In vitro. Los exámenes de rutina básicos que debe realizar la pareja antes de iniciar el tratamiento es buscar presencia de enfermedades de trasmisión sexual como clamydia, uroplasma,  mycoplasma, gonococo, sífilis, etc. Además de  verificar que no hay presencia de rubéola, hepatitis B y C, así como VIH. Además de un ultrasonido con contraste llamado histerosonografía que sirve para ver que no halla alteración de la cavidad uterina que dificulte el embarazo. En el lado psicológico también la preparación es muy importante, pues se debe preparar a la pareja para enfrentar ya sea el éxito o el fracaso del tratamiento, así como posibles complicaciones.

Es muy frecuente que las parejas pregunten por los factores que ayudan a que la inseminación sea exitosa, obviamente son muy variados y específicos en cada caso, pero estos son los principales y más comunes:

-Calidad del espermatozoide

-Estimulación ovular

-La edad y salud general de la mujer

-Número de inseminaciones por ciclo menstrual

-Fármacos estimulantes usados

La inseminación artificial puede usar semen de la pareja, lo que es lo más común, sin embargo cuando la pareja carece de espermatozoides ( azoospermia ) o tiene espermatozoides con  defectos en la forma ( teratospermia ), se usa semen de donador, el cual se obtiene de un banco de semen, en donde la muestra es  de un donador estudiado que no trasmita infecciones y que tenga un estándar de cantidad de espermatozoides que favorezca el embarazo.

La esterilidad es una gran tensión para la pareja, frecuentemente hay incertidumbre, miedo, enojo, culpas y reproches. Sin embargo es importante que se eliminen los prejuicios y se inicie este proceso con amor, tranquilidad y paciencia. Para la mujer, en particular, es difícil enfrentar la dificultad de convertirse en madre, es por eso que la atención psicológica siempre está indicada en este tipo de pacientes.

En la Clínica de Reproducción Asistida del Dr. David Nava las parejas encontrarán la calidez y el profesionalismo que necesitan para recorrer este camino hacia la paternidad. Estamos enfocados en lograr que la concepción se dé a través de métodos altamente seguros, modernos y eficaces. La infertilidad no es un tema para avergonzarse, es algo que se puede, en la mayoría de los casos, solucionar y superar. Estamos listos para atender dudas y comentarios.