El síndrome de ovario poliquístico se conoce como un padecimiento en el cual la mujer enfrenta un desequilibrio hormonal, específicamente de las hormonas sexuales femeninas. Los síntomas son variados, sin embargo, algunos de los más representativos son: cambios en el ciclo menstrual, problemas de infertilidad, quistes en los ovarios y diversos problemas derivados.

Las causas que provocan este trastorno son variadas, una explicación son los cambios en los niveles de hormonas, pues esto hace que los ovarios no liberen óvulos maduros y desarrollados. El porqué de estas variaciones hormonales no es fácil de detectar, sin embargo, sí se tienen identificadas las hormonas afectadas:

-Estrógenos y progesterona, las hormonas femeninas encargadas de ayudar a los ovarios a liberar óvulos

-Andrógenos, hormona masculina también presente en el cuerpo femenino en pequeñas cantidades

Una mujer sana, en edad reproductiva, libera uno o más óvulos durante el ciclo menstrual, a esto se le llama ovulación. Por lo general, esta liberación de óvulos sucede dos semanas después de que se ha iniciado el periodo menstrual. Sin embargo, cuando una mujer padece el síndrome de ovario poliquístico los óvulos maduros no son liberados, por el contrario se quedan dentro de los ovarios cubiertos por una pequeña cantidad de líquido. Las cantidades de óvulos que permanezcan en cada ovario variará de mujer a mujer. Es evidente que al no haber liberación de óvulos fecundados, la fertilización se ve imposibilitada.

Las mujeres afectadas por el síndrome de ovario poliquístico por lo general están en un rango de edad de entre los 20 y 30 años, sin embargo, también se ha presentado el padecimiento en niñas adolescentes. Es frecuente que el síndrome se desarrolle en varias mujeres de una misma familia o se herede de madres a hijas.

Es de vital importancia que esta situación se detecte lo antes posible.

Otros síntomas que pueden ser indicadores de que algo no anda bien:

-Interrupción del ciclo menstrual, después de haber tenido varios periodos normales en la adolescencia.

-Ciclos menstruales muy irregulares, en cualquier momento del mes y presentar flujo muy ligero o muy abundante.

-Aparición de vello corporal fuera de lo normal en pecho, espalda, abdomen y alrededor de los pezones.

-Acné en espalda, tórax o cara.

-Manchas en la piel, marcas o pliegues cutáneos gruesos y oscuros alrededor de la ingle, el cuello, los senos o las axilas.

Para diagnosticar correctamente el padecimiento es necesario realizar un examen físico, incluyendo examen pélvico para palpar los ovarios que habitualmente no se tocan y mediante ultrasonido encontrar crecimiento de los ovarios por múltiples folículos visibles en la periferia de cada ovario lo que le da el aspecto de poliquístico  y a este análisis se adjunta también una investigación en la paciente sobre la presencia de resistencia a la insulina, diabetes, hipertensión arterial, hígado graso, aumento de peso, obesidad sin razón aparente y colesterol alto.

A la par, se deberán hacer estudios de laboratorio en sangre para corroborar niveles hormonales, los más comunes son: nivel de estrógenos, nivel de la hormona folículo estimulante, nivel de hormona luteinizante, nivel de hormona masculina llamada testosterona, testosterona libre y 17 cetoesteroides.

Cuando se trata de iniciar un tratamiento para controlar dicho síndrome, el colesterol elevado o la hipertensión arterial deben controlarse cuanto antes. Para regularizar los periodos menstruales es probable que el medico recomiende píldoras anticonceptivas y es posible que dichas píldoras también ayuden a disminuir el crecimiento irregular del vello , así como el acné y para la resistencia a insulina el uso de metformina

Hay casos en que el cuerpo no responde satisfactoriamente a los tratamientos que ya se  han intentado por un periodo largo de tiempo, por lo que el médico puede sugerir una cirugía para ayudar al cuerpo a tener una correcta ovulación.

Con respecto a la falla de los tratamientos específicamente de fertilidad, tu médico podría sugerir una fertilización in vitro, esta es una opción novedosa y con buenos índices de éxito.

¿Cuáles son los pronósticos y expectativas para que una mujer que padece el síndrome de ovario poliquístico pueda quedar embarazada? Con un buen tratamiento dictado por un especialista, la paciente tiene altas probabilidades de lograr el embarazo. Se deberán tener cuidados especiales para evitar la hipertensión o la diabetes gestacional, por ejemplo, pero siguiendo las recomendaciones indicadas, la tasa de éxito en cuanto a fertilidad se refiere, es alta.

¿Se puede prevenir este síndrome? Al igual que muchas enfermedades, no es prevenible, más tener un diagnóstico y tratamiento oportuno, hacen una gran diferencia, pues de manera temprana se puede controlar los síntomas y prevenir complicaciones. Es importante conocer nuestro propio cuerpo, la regularidad del ciclo menstrual, escuchar cuando el cuerpo habla y actuar con rapidez, pueden evitar momentos de angustia posteriores.

La Clínica de Reproducción Asistida del Dr. David Nava tiene la calidad y seriedad que las parejas que enfrentan la concepción como un reto, están buscando. De una manera absolutamente profesional y con la calidez humana que el tema requiere, en la Clínica podrán encontrar a expertos que harán todo lo posible para que el milagro de la paternidad sea una realidad. Con muchísimos años de experiencia, la Clínica de Reproducción Asistida del Dr. David Nava tiene pacientes tanto locales, como de Estados Unidos, por la cercanía con el país vecino y la satisfacción de esos clientes que han sido atendidos, es la mejor carta de presentación. El síndrome de ovario poliquístico es un tema que debe tratarse con la seriedad y prontitud que corresponde, sin embargo, no debe verse como una imposibilidad para concebir. Estamos aquí para ayudarte, acércate a nosotros y con gusto haremos lo necesario para ayudarte a lograr el tan esperado milagro de la vida.